miércoles, 24 de agosto de 2016

LA NUEVE, LOS REPUBLICANOS ESPAÑOLES QUE LIBERARON PARÍS EL 24 DE AGOSTO DE 1944



Tal día como hoy de 1944, la Segunda División Blindada del general Leclerc, más conocida como La Nueve, integrada en su mayoría por republicanos españoles exiliados serían los primeros en llegar a París para liberarla de las tropas nazis.



La mayoría de los hombres que componían La Nueve tenían menos de veinte años cuando cogieron las armas por primera vez en 1936 para defender la República. Una vez perdida la guerra se exiliaron como muchos republicanos para salvar sus vidas. Fueron internados en campos de concentración franceses, donde les propusieron enrolarse en la Legión Extranjera o la vuelta a España. Ninguno lo dudó.

Estos valientes soldados nunca perdieron la esperanza de volver a España y liberarla de Franco, por ello, se alistaron en La Nueve para luchar contra los nazis con la idea de que una vez derrotados pudiesen volver a España con el apoyo suficiente para liberarla de los fascistas.


Con las tropas del general Leclerc, la Nueve se preparó en África e Inglaterra, desembarcó en Normandía, liberó París, sufrió los más duros combates para liberar Alsacia y su capital Estrasburgo y consiguió llegar hasta el mismo búnker de Hitler, en Berschtesgaden. Como reconocimiento a esa lucha, tras la liberación de París, en 1944, el mismo general Leclerc dio la orden para que los republicanos españoles de La Nueve desfilaran por los Campos Elíseos junto a los oficiales de la Francia Libre y recibieran el homenaje del general De Gaulle y, junto a él, los aplausos y el homenaje de los franceses en el desfile de la Victoria.


El sábado 26 de agosto, París deliraba de entusiasmo para aclamar a sus libertadores. Alineada en formación junto al Arco de Triunfo y la Tumba del soldado desconocido, La Nueve recibió los honores, saludada militarmente por el general De Gaulle, como reconocimiento a las primeras fuerzas militares que habían entrado en la capital. 


Fue el teniente Amado Granell el primero en llegar la noche del 24 de agosto de 1944 a la alcaldía y el primer oficial del ejército francés recibido por el Consejo Nacional de la Resistencia, que ocupaba el palacio municipal desde unos días antes; y por supuesto, Amado Granell fue el que abrió el desfile de la Victoria, conduciendo un vehículo blindado que portaba dos banderas, la de la Cruz de Lorena de la Francia Libre y la bandera republicana española; seguido de varios half-tracks de La Nueve, servidos por republicanos españoles enarbolando junto a la bandera de la Francia Libre una pequeña bandera republicana española y con nombres tan evidentes como Guernica, Teruel o Guadalajara, y que sirvieron de escolta y protección a De Gaulle durante el desfile hasta Nôtre-Dame. Además para el paseo triunfal una inmensa bandera republicana española de más de 20 metros de largo fue desplegada por un grupo de españoles enardecidos. Para muchos, aquel desfile era el preludio de la victoria próxima en España.


















miércoles, 17 de agosto de 2016

EL CORONEL NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA, de Gabriel García Márquez



Se trata de una novela corta, pero intensa en sentimientos, que tiene como protagonista a un viejo coronel retirado que lo ha dado todo por la patria y la patria se ha olvidado de él. Van pasando los años, cada vez está más viejo, desvalido, agotado y la pensión a la que tenía derecho por servir a su país nunca llega, condenándolo a la miseria y a la hambruna.

Todas las semanas acudía al cartero en busca de esa carta que pondría fin a su precaria situación económica, su derecho, pero esa carta nunca llegaba porque el coronel no tiene quien le escriba. En su casa le esperaba su esposa enferma y un gallo del que no quería desprenderse porque era el único que le podría garantizar unas monedas cuando llegase el momento de pelear. Aunque ese gallo, también, era el recuerdo de su único hijo asesinado y al que se aferraba como un clavo ardiendo.




Una novela tan real como la vida misma, que se centra en los sentimientos del protagonista y de los que lo rodean. El desasosiego de quien espera y se aferra a la esperanza que le permita poner fin a su tormento; la angustia de pensar si mañana tendrá  algo que llevarse a la boca y calmar el hambre; el sentirse abandonado por quien lo diste todo; la injusticia y la ingratitud humana.

Una maravillosa novela muy distinta al realismo mágico de Cien años de soledad, aunque comparte con esta última novela algunos pequeños detalles como el gallo de peleas que en Cien años de soledad sería el desencadenante para que el patriarca Buendía abandonase su pueblo para fundar Macondo; y de este mundo mágico e imaginario que es Macondo también se habla en El coronel no tiene quien le escriba y del coronel Aureliano Buendía. En fin, una pequeña joya literaria del Premio Nobel de Literatura.

Datos técnicos del libro:
Título: El coronel no tiene quien le escriba
Autor: Gabriel García Márquez
Editorial: Grijalbo
Año de edición: 2014
ISBN: 978-84-397-2923-5
Encuadernación: Tapa dura
Precio: 15,90 euros
Sinopsis: El coronel no tiene quien le escriba fue escrita por Gabriel García Márquez durante su estancia en París, adonde había llegado como corresponsal de prensa y con la secreta intención de estudiar cine, a mediados de los años cincuenta. El cierre del periódico para el que trabajaba le sumió en la pobreza, mientras redactaba en tres versiones distintas esta excepcional novela, que luego fue rechazada por varios editores antes de su publicación.
Tras el barroquismo faulkneriano de La hojarasca, esta segunda novela supone un paso hacia la ascesis, hacia la economía expresiva, y el estilo del escritor se hace más puro y transparente. Se trata también de una historia de injusticia y violencia: un viejo coronel retirado va al puerto todos los viernes a esperar la llegada de la carta oficial que responda a la justa reclamación de sus derechos por los servicios prestados a la patria. Pero la patria permanece muda...

 







viernes, 5 de agosto de 2016

DONDE AÚLLAN LAS COLINAS, de Francisco Narla



Cualquier amante de los animales y de la historia no debería perderse la nueva novela de Francisco Narla. Magnífica combinación para mostrarnos, por un lado, que la ambición y la codicia del ser humano no tiene límites cuando se trata de conseguir y asegurar el máximo poder; mientras que, por otro lado, los animales se mueven por unos sentimientos más nobles y se convierten en víctimas predilectas de la codicia del ser humano.

Se trata de una novela histórica que se centra en Julio César como vencedor de la guerra civil en Hispania, en el siglo I a.C. que lo convierte en el amo de Roma. Pero en su ambición por conseguir el poder absoluto lo llevará en la búsqueda de un secreto que se guarda en las colinas del norte y para ello encomienda la misión a unos legionarios, convertidos en alimañeros por interés, que darán  caza y muerte a los lobos que habitan en esas tierras. Pero no consiguen matar a todos los lobos y ello dará lugar a una lucha sin tregua entre el lobo y el hombre. A partir de aquí se desencadenarán nuevos hechos y desfilarán nuevos personajes que culminarán con la muerte de Julio César.

El lobo se convierte en el protagonista de esta novela. Se trata de un lobo herido por la pérdida irreparable de su compañera a manos de unos romanos que tendieron una trampa para atrapar al lobo. Una vez más, el lobo, se salvó de las crueles garras del ser humano, pero su compañera no corrió la misma suerte. El lobo movido por el odio y la venganza lo llevará a recorrer un largo trayecto hasta llegar a la misma Roma para dar muerte a los que un día le arrebataron a su compañera que llevaba en el vientre el fruto del amor. Una novela que se centra en la lucha entre el hombre y el animal. Sólo uno vencerá. Aunque la codicia es la que, al final, mata al hombre y al lobo.

Un rasgo que caracteriza a esta novela y que es lo que más me ha gustado es el tratamiento que el autor le confiere al lobo, convirtiéndolo en protagonista, que te llevará a empatizar con el animal de tal manera que te hace sentir en propia piel los sentimientos del lobo que marcan el desarrollo de esta novela. Una manera de entender y concienciarnos de que los animales también tienen sentimientos y sufren, al igual, que los seres humanos cuando pierden a sus seres queridos o les hacen daño.

Una novela llena de sentimientos en la que se puede apreciar que el autor, como buen amante de los animales que es, se ha volcado y ha puesto toda su alma para hacer llegar al lector el lado más tierno y noble de los animales. A mí me ha gustado mucho por ello, de hecho, la leí al lado de mi “pequeño lobo” que tengo conmigo y que se ha convertido en el mejor compañero de lecturas.

Datos técnicos del libro:
Autor: Francisco Narla
Título: Donde aúllan las colinas
Editorial: Planeta
Año de edición: 2016
ISBN: 978-84-08-14101-3
Páginas: 256
Encuadernación: Tapa dura con sobrecubierta.
Precio: 19,90 euros
Sinopsis: En Hispania la guerra civil ha terminado. Roma está en manos de un solo hombre: Julio César. Pero su ambición no tiene límites, y conoce un lugar en las colinas del norte donde se guarda un secreto que garantizaría el poder que ambiciona. Y hasta la ancestral Galicia envía a un grupo escogido de sus legionarios que, haciéndose pasar por alimañeros, acabarán con los lobos que merman el ganado de las tribus locales. Sin embargo, algo saldrá mal. 

La última loba preñada es acorralada. Y el lobo no tendrá piedad con los hombres que han matado a su compañera. Los perseguirá hasta el corazón de la misma Roma y truncará los planes secretos de Julio César.